HamroClass Preloader

República Unida de Tanzania

1.DATOS BÁSICOS

Superficie: 883,749 km2 a los que se sumarían 59.100 Km2 de área de lagos.
Población: 55,6 millones de hab. según últimos datos Banco Mundial.
Límites: País de África oriental, limita al N con Kenia y Uganda, al O con Ruanda, Burundi y República Democrática del Congo y al S con Zambia, Malawi y Mozambique. Al E Tanzania se asoma al océano Índico donde, a corta distancia del continente, se encuentran varias islas bajo su soberanía, entre ellas Zanzíbar (Unguja), Pemba y Mafia.
Capital: Dodoma (capital administrativa, 2,3 m) Otras ciudades: Dar es Salaam (capital comercial 5,7m); Mwanza (3,2 m); Morogoro (2,4m); Tanga (2,2m); Arusha (1,9m); Mbeya (1,9m); Zanzíbar Town (1,5m).
Idiomas oficiales: swahili e inglés, aunque el nivel medio de inglés es inferior al de otros países anglófonos del África Oriental.
Religión: Los dos grupos religiosos más numerosos son cristianos y musulmanes. El Islam es la religión de aproximadamente un 40% de la población y domina sobre todo en las ciudades costeras y en Zanzíbar. Otro 40% de la población es cristiana, siendo el catolicismo la confesión más extendida, aunque también hay anglicanos y luteranos.
Moneda: Chelín tanzano = 100 céntimos.
Forma de Estado: República.
División administrativa: Tanzania se divide desde el año 2016 en 31 regiones, al frente de cada una de las cuales se encuentra un Comisario Regional nombrado por el Presidente. Zanzíbar y Tanganika mantienen sistemas legales distintos desde su Federación. Mientras que las leyes vigentes en Tanganika son herederas de las leyes británicas, en Zanzíbar reciben una fuerte influencia de la Sharia o Ley Islámica. 

Las 31 regiones son Arusha, Lindi, Pwani, Tabora, Dodoma, Manyara, Pemba North, Pemba South, Tanga, Dar es Salaam, Mara, Unguja North, Unguja South, Iringa, Mbeya, Ruvuma, Kilimanjaro, Morogoro, Rukwa, Mjini Magharibi, Kigoma, Mtwara, Shinyanga, Kagera, Mwanza, Singida, Geita, Katavi, Njombe, Songwe y Simiyu.

Geografía

La geografía de Tanzania se compone básicamente de llanuras y mesetas. De norte a suroeste se desarrolla un sistema montañoso conformado por la meseta de Ufipa, la cadena Mbeya, las montañas Rungue y las montañas Usambara y Pare. La altitud máxima (del país y de África) es la cumbre nevada del Kilimanjaro, de 5.898 m sobre el nivel del mar. Unos 190 km al oeste de Dar es Salaam se encuentran las montañas Uluguru; las montañas de Kipengere y de Livingstone se alzan en el sur, sobre el lago Nyasa. El sistema de fractura continental de Tanzania, el más grande del mundo, comprende el segundo lago más hondo del planeta, el Tanganika, de 1.470 m de profundidad. El sistema de fisura, que contiene depresiones importantes como el valle de Pangani –que se despliega desde el Kilimanjaro hasta el océano Índico en dirección suroeste– y el pantano de Malgarasi, se bifurca en
una grieta occidental y otra oriental, al norte del lago Nyasa. 

Estructura del PIB

El único volcán activo es el Ol Doinyo Lengai, al oeste del Kilimanjaro. Además del Tanganika y del Nyasa, destaca el lago Victoria, de 43.173 km², el tercero más extenso del mundo, considerado tradicionalmente como la fuente del Nilo. Con todo, Tanzania tiene, pocos ríos permanentes, destacando el Gran Ruaha y el Rufiji (que cuenta en su delta con el mayor bosque de manglar del mundo). Tanto las zonas húmedas como las montañosas poseen suelos ferruginosos y de lava volcánica marrón.

Densidad de población: 62 personas/km2. (World Population Review 2019)
Renta per cápita: 1.130 USD para el 2018 (FMI)
Coeficiente GINI: 37’8 (último dato disponible correspondiente 2012, Banco
Mundial)
Índice de Desarrollo Humano (ranking/valor): 159/0,528 (último dato de
2018, PNUD).

Coyuntura económica

Syntesis

Económicas

Desde los años noventa, Tanzania ha experimentado una gran transformación económica siendo en la actualidad un país con estabilidad política e institucional y uno de los que cuentan con mayor potencial de crecimiento por población y recursos naturales en África del Este. Su economía se sustenta en la agricultura, la explotación de recursos naturales y el turismo, y en una expansión del sector financiero durante los últimos años. A medio plazo, se espera que la explotación de las¡ reservas de gas natural off-shore refuerce aún más este crecimiento. Tiene ambiciosos planes sectoriales, en el sector del agua, el energético e infraestructuras del transporte. Empresas españolas ya están participando en el proyecto de construcción de las fases 1 y 2 de la línea ferroviaria que conectará el puerto principal de Tanzania (y de África Oriental), Dar es-Salaam, con Mwanza, segunda ciudad más importante del país, lo que va a producir un positivo efecto arrastre, incluyendo para otros sectores, como ingeniería y consultoría.