HamroClass Preloader

República de Camerún

1.DATOS BÁSICOS

Superficie: 475.442 km2
Límites: Camerún limita al sur con Guinea Ecuatorial (189 km de frontera), a continuación con Gabón (298 km), y con República de Congo (523 km). Al este limita con República Centroafricana (797 km), al noroeste con Chad (1.094 km), y al oeste con Nigeria (1.690 km).
Capital: Yaundé es la capital política, con más de 2.538.000 habitantes. Otras ciudades: Duala, capital económica, 2.529.000 habitantes; Bamenda: 361.000; Bafoussam: 312.287; Garua: 305.996; Marua: 244.371; Ngaoundéré: 202.698.
Idioma: Camerún es un país oficialmente bilingüe, siendo el francés y el inglés lenguas oficiales, si bien ocho regiones son fundamentalmente francófonas (Centro, Adamaua, norte, extremo norte, litoral, 0este, sur y este) y dos anglófonas (noroeste, sudoeste). Las lenguas nacionales ascienden a más de 280, correspondientes a las diferentes etnias, entre las cuales podemos citar: etnias camerunesas de las montañas (31%), bantú ecuatoriales (19%), kirdi (11%), fulani (10%), bantú del noroeste (8%), nigritic (7%), y otras como peul, beti, bamileké, bassa, bamoun, etc.
Religión: Difícil de precisar, dado el eclecticismo religioso dominante y la reciente influencia de las iglesias pentecostales, se estima como religiones mayoritarias la cristiana (católica y protestante), practicada por el 40% de la población, la musulmana, 20%, concentrada en las regiones septentrionales, y la animista, 40%.
Moneda: La moneda oficial es el franco CFA, común a los países miembros de la Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC). Posee una paridad fija con el euro, con una tasa de cambio de 1 € = 655,957 FCFA.
Forma de Estado: Según la Constitución de 1996, Camerún es una República Unitaria de carácter presidencialista, con un régimen multipartidista.

1.1. Indicadores sociales

Densidad de población: Densidad de población: en 2019 Camerún cuenta con 23.200.000 habitantes, con una densidad de 49 hab/km2 y un porcentaje de población urbana del 55%.
Tasa de natalidad: según datos de PNUD, la proyección de la tasa de fecundidad
para el periodo 2015-2020, es de 4,6 hijos por mujer, frente a la de
África Subsahariana de 5. 

Tasa de crecimiento: según datos de PNUD la proyección de la tasa de crecimiento de la población para el periodo 2015-2020 es de 2,6% frente a la de África Subsahariana de 2,6%. En 2019, el 42,5 % de la población tenía entre 0 y 14 años y el 53,9% entre 15 y 64 años.

1.3. Estructura del PIB

INB per cápita: según el IDH 2019, el Ingreso Nacional Bruto per cápita fue
de 3.315 dólares de PPA en 2017.
Coeficiente GINI: según el IDH 2019 es de 46,6.
Indicadores compuestos de desarrollo humano
Índice de Desarrollo Humano (2019): es de 0,56 ocupando el puesto 150 de 189.
Tendencia de crecimiento IDH 1990-2017: 0,87 %
Índice de Desarrollo Humano ajustado por la Desigualdad (IDH-D): 0,366.3%.

1.4. Coyuntura económica

Syntesis

Económicas

Según las estimaciones del FMI el crecimiento del PIB fue del 3,99% en 2019 y para los próximos ejercicios, se espera que la economía se siga expandiendo a un ritmo de entorno al 4,5-5% del PIB, cifra que coincide con el potencial de crecimiento estimado. No obstante, el elevado crecimiento demográfico supone que dichas tasas de crecimiento no se materialicen en aumentos más sustanciales en la renta per cápita. Por lo que hay serias dudas de que este crecimiento sea suficiente para cumplir el objetivo de convertirse en una economía emergente para 2035.

Por su parte, la inflación, medida a través del IPC, se ha mantenido en los últimos años por debajo del 3% en 2016 y 2017, incluso por debajo del 1%. En 2018 fue del 1% y en 2019 del 2,1% Y se espera que permanezca por debajo del 1,9% hasta 2024. Esta baja inflación se debe a la vinculación del franco CFA al euro, a través del acuerdo que mantiene el Banco de Estados de África Central (BEAC) con Francia, anclaje que impide la monetización del déficit y, por tanto, sus efectos perniciosos sobre la inflación. A este respecto hay que recordar que la UEMOA ha cambiado el franco CFA por el ECO, que tiene algunas diferencias (ya no hay que mantener las reservas en el tesoro francés) y muy probablemente algo similar pase en la CEMAC.

La política económica en Camerún reciente ha venido enmarcada por la firma, en junio de 2017, del programa trienal (2017-2020) de ayuda financiera del FMI, por importe de 680 millones de euros, el cual abrió la puerta a otros préstamos de diferentes instituciones, como el Banco Mundial, el Banco Africano para el Desarrollo, la ADF francesa y la UE. En conjunto, la totalidad de estos préstamos podrían ascender a unos 2.000 millones de euros e irían destinados a reforzar el presupuesto camerunés.

Como es habitual, este programa de ayuda incluye compromisos del gobierno camerunés en materia fiscal, transparencia en las cuentas públicas, una reestructuración del sistema bancario, así como un programa de reformas para mejorar el clima de negocios y se aprobó simultáneamente al programa de Gabón, socio de Camerún en la CEMAC.

En diciembre de 2019 el FMI aprobó el desembolso del sexto tramo del acuerdo de préstamo de tres años, concedido bajo el servicio de crédito extendido, por 76 millones de dólares (lo que eleva los desembolsos totales en virtud del acuerdo a 590 millones de dólares de los 666 millones totales.). El criterio de no tener más atrasos exteriores no se cumplió, pero el FMI dio una exención.

Deuda pública:

La situación de las cuentas públicas supone la principal amenaza para la solidez del crecimiento económico en los próximos años. Desde 2009 se incurrió en déficits moderados, pero con tendencia al alza. Así, el déficit público, que en 2010 era del 1% del PIB, se situó alrededor del 6% en el ejercicio 2016. A partir de ahí el déficit fue del 4,8% en 2017, del 2,5% en 2018 y del 3,3% en 2019 (los datos de los dos últimos años son estimaciones). En consecuencia, los niveles de deuda pública han estado creciendo de forma preocupante, pasando del 15% del PIB registrado en 2012 al 40,5% con el que el FMI estima que se cerró el 2019 En este contexto, el Gobierno ha adoptado algunas medidas para aumentar la presión fiscal con el fin de moderar esta tendencia ascendente de la deuda pública.

Comercio Exterior

  • Para tratarse de un país del África subsahariana Camerún es una economía relativamente abierta con una tasa de apertura de un 27%. Su oferta exportadora muestra rasgos típicos de un país en vías de desarrollo, al estar poco diversificada y muy concentrada en las materias primas y bienes agrícolas.

  • Las exportaciones de Camerún se concentran en hidrocarburos (más del 40% de los bienes exportados), madera y derivados y cacao. Las importaciones consisten principalmente en productos derivados del petróleo y otras materias primas, así como maquinaria y equipos mecánicos y eléctricos.